puncion seca

PUNCIÓN SECA. ¿Para qué sirve?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter

¿QUE ES LA PUNCIÓN SECA?

Es una técnica invasiva indicada especialmente para el tratamiento de puntos gatillo. Se usa una aguja para atravesar la piel y poder llegar directamente a las fibras musculares, y como su propio nombre indica, en esta punción no se introduce ningún tipo de líquido ni de sustancia, funciona simplemente con los efectos mecánicos que se producen al introducir la aguja: reduce el tono muscular, disminuye el dolor y mejora las capacidades del tejido para regenerarse.

Esta aplicación es totalmente segura si se realizada por un profesional cualificado y la principal ventaja es que nos permite llegar a tejidos que manualmente es muy complicado o imposible acceder. Es la técnica más usada para tratar los puntos gatillo (síndrome del dolor miofascial), así que para entender en qué consiste la punción seca es necesario conocer más a fondo su principal indicación.

SÍNDROME DEL DOLOR MIOFASCIAL

Es un trastorno crónico de dolor provocado por puntos gatillo. Estos son zonas palpables dolorosas, que debido a una contracción mantenida, hace que el músculo no sea capaz de trabajar de forma eficaz y tampoco puede relajarse por sí mismo. La presión, contracción o estiramiento de un músculo que provoque dolor en la misma zona o dolor referido, nos hará sospechar de la presencia de un punto gatillo. Los estímulos que pueden activar los puntos gatillo son multifactoriales:

  • Posturas mantenidas (poca actividad física, sedentarismo y teletrabajo)
  • Sobrecarga debido a movimientos repetitivos (actividad laboral o técnica deportiva reiterativa)
  • Traumatismos
  • Cambio brusco de temperatura
  • Factores psicológicos (periodos de estrés o ansiedad)
  • Carencia en ciertas vitaminas
  • Factor endocrino (alteración de la glándula tiroides)

Síntomas del dolor miofascial

El dolor del síndrome miofascial es una patología habitual en las consultas fisioterápicas, con síntomas claramente reconocibles por el fisioterapeuta:

  • Dolor muscular agudo, sordo y/o profundo
  • Restricciones a nivel muscular
  • Restricciones de rango articular
  • Dificultad para dormir
  • Puede verse asociado a otros síntomas:
    • Mareo, vértigos o desequilibrio
    • Sudoración anormal
    • Dificiltad en la coordinación motora
    • Vasoconstricción
    • Lagrimeo
  • Los músculos relacionados funcionalmente con el musculo afectado pueden padecer alteraciones

¿EN QUE CONSISTE LA TÉCNICA?

Se diferencian 3 tipos de punción:

Superficial: La aguja se introduce como máximo 1 cm, sin llegar a penetrar en el músculo y se deja aproximadamente 15 minutos.

Profunda: Se introduce la aguja hasta llegar al punto gatillo que produce el dolor del paciente y se realizan inserciones rápidas de entrada y salida que provocan contracciones en el músculo sin sacar la aguja de la piel.  Se recomienda esperar entre una semana y 10 días para repetir la punción profunda ya que es el tiempo que tarda el músculo en regenerarse.

Electropunción (estimulación eléctrica intramuscular): Es la unión del clásico tratamiento de estimulación eléctrica con la punción seca.  En esta técnica, se hace pasar una corriente al tejido subcutáneo o muscular a través de la aguja.

En el caso de la punción profunda y electropunción, introduciendo la aguja vamos a obtener una respuesta del músculo haciendo que se contraiga de manera refleja, liberando sustancias sensibilizadoras que ayudan a relajarse, disminuir el dolor y recobrar el tono normal. En la superficial, la aguja introducida en el tejido subcutáneo se gira cada 5 minutos para provocar el estímulo.

Paso a paso :

1º. Exploración del fisioterapeuta para identificar puntos gatillo (dolor reconocido por el paciente).

2º. Antisepsia de la zona a tratar  (desinfección de la piel) y uso de guantes

3º. Aplicación de la técnica. Superficial, profunda o electropunción dependiendo del caso

4º. Contracciones activas del músculo

Por último, la mayoría de los tratamientos fisioterápicos van acompañados de otro tipo de técnicas físicas:

  • La técnica de spray and stretch (paso de frio sobre músculo dañado y después estiramiento)
    •  Estiramientos analíticos y divergentes.
    • Ejercicios de terapéuticos y de corrección postural de los músculos tratados (fortalecimiento de la musculatura debilitada antagonista)
    • Electroterapia (TENS, laser, termoterapia)

¿COMO FUNCIONA?

Al realizar la punción, “atacamos” la placa motora de la fibra que está provocando el dolor para que deje de mandar esos mensajes erróneos de contracción a nuestro sistema nervioso y pueda relajarse. Un músculo cuenta miles de placas motoras así que no es ningún problema que rompamos la que nos está creando una disfunción. Inmediatamente se va a producir una inflamación, y este es el motivo por el que la punción seca puede resultar un poco dolorosa en algunos casos. Es el conocido como “dolor post-punción”, es el efecto adverso más común cuando realizamos esta técnica.  Los beneficios de esta técnica invasiva superan esas 24h o 48h que suele durar la molestia en la zona.

Efecto de la punción seca sobre los puntos gatillo

  • Reduce el dolor y la sensibilidad generalizada
  • Disminuye el tono y estado contráctil de los sarcómeros, aumenta la capacidad del músculo para funcionar correctamente
  • Activación de las fibras Aδ que activan los sistemas de inhibición del dolor
  • Control gate: a través de la estimulación de las fibras Aβ, las cuales inhiben la transmisión nociceptiva a centros superiores
  • Mejora del estado anímico

Posibles efectos adversos

  • Frecuentes (1-10%): Hematoma y dolor postpunción
  • Raros (0,1-1%): Náuseas, taquicardia, síncope vasovagal, vómitos.
  • Muy raros (0,01%): Neumotórax e infecciones

Indicaciones:

En general, la punción seca está indicada en cualquier dolor musculoesquelético donde estén involucrados los puntos gatillo:

  • Cefaleas
  • Cervicalgia
  • Dorsalgia
  • Lumbalgia
  • Dolores musculares derivados de una hernia discal aguda
  • Traumatismos
  • Tendinopatías
  • Dolor postquirúrgico
  • Fibromialgia

Contraindicaciones:

  • Miedo a las agujas
  • Alergia a los metales
  • Infecciones y heridas en la piel (zona a tratar)
  • Compromiso del sistema inmunitario (riego padecer infección)
  • Enfermedad vascular (riesgo hematoma)
  •  Embarazo (en la zona abdominal y pélvica)

Autora: Nuria Feas Díaz (fisioterapeuta especialista en fisioterapia deportiva y fisioterapia invasiva)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.